Centro especializado en Láser, Medicina Estética facial, corporal, Nutrición y Odontología

El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas. Causa puntos blancos, puntos negros o granos. El acné es más común entre los adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades.

Una de las propuestas más importantes para el tratamiento del acné activo es evitar la aparición de cicatrices permanentes.

En Demláser te presentamos una propuesta integral para el tratamiento del acné activo con limpieza facial profunda, peeling, microdermoabrasión y láser; con este sencillo paquete logramos controlar las lesiones activas y mejorar de manera impactante el aspecto de la piel. También realizamos los mismos procedimientos en pecho y espalda, si así lo requiere el paciente.

Es importante realizar el tratamiento complementario en casa, cumpliendo una rutina de limpieza diaria, exfoliación dos veces por semana y la aplicación de peelings domiciliarios. En ocasiones se requiere la administración de medicamentos orales derivados de la vitamina A para mejorar los resultados.

Es un procedimiento que se realiza a cargo de un profesional en cosmetología, donde se busca remover las impurezas de la piel, sebos, espinillas, puntos negros y otras imperfecciones que día a día se acumulan en el cutis.

¿Cómo se realiza?

Previa limpieza de la piel con un tónico, seguida de exfoliación se procede a abrir los poros con vapor ozono

que además deja la piel disponible a recibir los nutrientes como el colágeno o vitaminas que se aplican al final del procedimiento; se procede entonces a realizar la extracción con cuidado y dedicación de todos los puntos negros y espinillas. Se cauteriza y se cierran los poros con alta frecuencia; se debe aplicar entonces una mascarilla calmante adecuada para cada tipo de piel con nutrientes que ayudan a regenerar la dermis y finalizamos con la aplicación del protector solar.

¿Cada cuánto me debo realizar una limpieza facial?

Es recomendable para una piel sana realizar una limpieza facial cada 2 meses, si tu piel es una piel grasa o con tendencia al acné, se recomienda realizarla una vez al mes.

Consiste en promover la regeneración celular, incrementar la producción de colágeno y la elasticidad. Para ello, se realiza un barrido sobre la capa externa de la epidermis y se pule la piel con minúsculas puntas de diamante con las que se eliminan las imperfecciones y las manchas generadas en los últimos meses. En este sentido, se consigue mejorar la consistencia de la piel, darle una tonalidad más clara y rosada y un tacto más suave.

La microdermoabrasión puede mejorar la circulación en el área de tratamiento, lo que significa que no solo aumenta el flujo sanguíneo sino también el drenaje linfático. Esto ayuda a la función celular de muchas maneras.

En primer lugar, el aumento del flujo de sangre aportará más oxígeno y nutrientes a las células, lo que significa que el metabolismo de las células se acelera, proporcionando más energía. Esto fomenta que otras funciones celulares también se vuelvan más eficientes, por ejemplo, la producción de colágeno y elastina. Esto hace que las células sean más saludables y, por lo tanto, la piel también se vuelva más saludable y resistente.

La microdermoabrasión es particularmente efectiva en la eliminación de puntos negros. La exfoliación elimina la parte superior de los puntos negros mientras la succión evacua el contenido oleoso endurecido de los poros.

El peeling dermatológico para el acné se define como un proceso de exfoliación que permite disminuir las capas superficiales de la piel. Gracias a esta técnica podemos renovar la piel del rostro.

Los beneficios del peeling químico son muy amplios. Uno de los más destacados es que ayuda a cerrar los poros. Los poros abiertos o dilatados hacen que el rostro tenga un aspecto dañado y poco saludable. Además, gracias a este tratamiento la cara cobra luminosidad, mejorando así su aspecto.

Además, el peeling para manchas de acné aclara la piel del rostro y elimina las manchas. Y, por último, cabe destacar que hidrata la piel y reactiva la circulación.

En Demláser contamos con la línea de Sesderma que tiene una amplia gama de peelings dermatológicos que se ajustan a cada tipo de piel con seguridad y confianza de esta prestigiosa casa dermatológica. Después de unos días de la aplicación del peeling, experimentarás una leve exfoliación o liberación de “pellejitos” de piel que dura aproximadamente 2 días; tiempo en el cual verás la piel más tersa y luminosa.

La aplicación del láser para el tratamiento del acné activo ha sido comprobada científicamente desde hace más de 30 años, la emisión del calor profunda generada por el láser se transforma en la dermis eliminando el Propionibacterium acnes, la bacteria asociada a la producción del acné, a su vez estimula la producción de colágeno y elastina lo que se traduce en la prevención de aparición de cicatrices, corrige las manchas y devuelve la apariencia sana y luminosa de la piel.

En Demláser con la aplicación del láser KTP Idas, acompañadas del láser q-switched en una sesión no superior a los 40 minutos devolvemos el aspecto sano de la piel, desapareciendo las lesiones activas, mejorando el enrojecimiento de la piel y eliminando las manchas que en ocasiones ocasiona el acné. Posterior a la sesión puede aparecer enrojecimiento de la piel y algunas costras suaves que desaparecen después de 3 a 5 días. Es obligatorio el uso del protector solar para evitar efectos secundarios y la no exposición al sol directo un mes después de realizado el tratamiento.