Shop

Remoción de tatuajes
septiembre 26, 2022
Show all

Remoción de manchas y pecas

Existen muchos tipos de manchas que pueden presentarse en la piel del rostro, cuello, pecho o manos que pueden generar inconformidades.

Es importante siempre tener en cuenta que la mejor manera de prevenir la aparición de manchas es el uso de protección solar constante, la no exposición solar directa por horas prolongadas y el tener una dieta rica en frutas y verduras que aportan vitaminas y antioxidantes a la piel.

MELASMA

Son manchas irregulares de color marrón, gris o azulado que pueden afectar el rostro, el cuello, el pecho y en raras ocasiones los antebrazos. Son más frecuentes en mujeres, aunque un pequeño porcentaje de hombres pueden estar afectados. 

Causas:

* Pueden aparecer posterior a un estímulo hormonal como el embarazo, anticonceptivos; en algunos casos desaparecen después de la menopausia.

* Predisposición genética

* Exposición a la luz ultravioleta o solar

* Medicamentos

En un 50% de los casos no existe una causa clara del orígen, solo la exposición solar.

EFELIDES O PECAS

Son un  tipo benigno de manchas que aparecen por el aumento en la producción de melanina (pigmento de la piel) en esta zona. Se presentan en zonas descubiertas de la piel y pueden presentarse desde la infancia, adolescencia o edad adulta. Ellas pueden cambiar con los años haciéndose más oscuras, más grandes, verrugosas o disminuyendo el pigmento. 

LENTIGOS SOLARES

Son manchas oscuras que aparecen con los años en el rostro, dorso de manos o en los hombros después de pasar mucho tiempo bajo el sol. Generalmente aparecen en personas mayores de 40 años asociado  fotoenvejecimiento de la piel.

Todas estas patologías responden muy bien al tratamiento con láser, combinados con peelings, cromoterapias y en ocasiones intradermoterapia facial.  

 

Tratamientos

En Demláser contamos con varias longitudes de onda en nuestros equipos láser que nos permite el tratamiento de las lesiones pigmentadas en todos los fototipos de piel (pieles claras u oscuras) sin producir efectos de hiperpigmentación posterior al tratamiento. Es necesario complementar el tratamiento con peelings, muy suaves para homogenizar el pigmento de la piel. Posterior a la sesión de láser se presentan unas costras delgadas que se desprenden después de 5 a 7 días, dejando la piel más clara y radiante. Dentro del procedimiento se realiza estimulación de colágeno con láser, efecto que puedes seguir observando hasta 6 meses después de la sesión. En ocasiones es necesario hacer una sesión de retoque que se hace al mes después de tu último tratamiento. Recuerda que el sol y el láser no son amigos por lo que debes programar tu tratamiento lejos de tus vacaciones de playa.
El peeling médico para manchas es un procedimiento ambulatorio que consiste en aplicar sustancias químicas sobre la piel para conseguir la renovación de sus capas, lo que favorece su consistencia, una uniformidad de pigmento (color) y una mayor hidratación. Peeling significa descamar, es decir, eliminar por exfoliación el estrato superficial de la piel hasta alcanzar el aclaramiento de la piel. Las pieles fotoenvejecidas, hiperpigmentadas o rugosas y apagadas se caracterizan por una alteración de la queratinización (acumulación de células muertas en superficie) que modifica las estructuras de la epidermis, en la superficie y en profundidad. Según la sustancia utilizada se producirán distintos niveles de actuación y se corregirán defectos más o menos profundos. Las manchas disminuirán progresivamente hasta desaparecer. Hay un peeling para cada necesidad. En Demláser contamos con la linea de Sesderma, compañía dedicada a la producción de medicamentos dermatológicos con larga experiencia lo que garantiza la confiabilidad y seguridad de los tratamientos.
La cromoterapia o fototerapia, como se le denomina ahora, es la utilización de luces, en un haz monocromático que, dependiendo de su penetración y longitud de onda, es utilizada para determinadas patologías o afecciones de la piel. Este tratamiento facial consiste en, mediante la colocación de una máscara LED, aplicar luz en la piel, penetrando en ésta y estimulando las células fibroblastos para que produzcan más colágeno. Aumentar la producción de colágeno, alisa y suaviza el aspecto de las arrugas y el tamaño de los poros, mejorando la textura de la piel. La terapia de luz LED para la piel se realiza con diferentes colores, todos los cuales tienen su propio efecto. Dependiendo del tratamiento deseado se utilizan unos colores u otros, o la terapia de luz LED se combina con infrarrojos (IR) para obtener mejores resultados. LUZ ROJA: MEJORA LA ACTIVIDAD DE LAS CÉLULAS La luz roja (630nm) mejora la actividad de las células y reactiva el metabolismo reduciendo arrugas, blanqueando la piel, mejorando su elasticidad y vitalidad. Es perfecta para reparar la piel dañada, reducir los poros, y estimular la producción de colágeno para que esta se regenere. LUZ AZUL: ELIMINA BACTERIAS NOCIVAS La luz azul (470 nm) elimina las bacterias nocivas y tiene un efecto antinflamatorio perfecto para la eliminación del acné y calmar las pieles más sensibles. LUZ VERDE: NUTRICIÓN DE LA PIEL Con la luz verde (520 nm) conseguimos nutrir la piel desde las capas más profundas dándole un efecto blanqueado y mejorando la regeneración de las células de la piel, aportándole mayor vitalidad al rostro. Gracias a este efecto blanqueante se consigue unificar el tono de la piel. LUZ AMARILLA: OXIGENA LA PIEL La luz amarilla (590nm) oxigena la piel y mejora la circulación llegando a descomponer los pigmentos de las manchas producidas por el sol y homogenizando el tono del rostro con un efecto lifting. Entre otros de sus beneficios promueve el drenaje linfático, mejora las arrugas, y la piel áspera. LUZ VIOLETA: EFECTO CALMANTE Esta luz combina los beneficios de la luz roja y la azul con un efecto cicatrizante y calmante. Especialmente indicada para reducir las marcas de acné. LUZ AZUL CLARA: EQUILIBRIO DE LA PIEL Mejora el metabolismo de la piel y la equilibra. Relajando el rostro, energizándolo y calmando las pieles más sensibles. LUZ BLANCA: REGENERA LA PIEL Atenúa las líneas de expresión más profundas y regenera la piel envejecida reduciendo la flacidez del rostro, mejorando la tonificación de las células
AGENDE SU CITA
Categoría: